Valdelarte. Centro de arte y naturaleza

THOREAU 1817-2017

El centro de arte y naturaleza Valdelarte, en la localidad onubense de Valdelarco, acoge en un impresionante entorno natural una colección de piezas earthworks, realizadas por artistas que trabajan en modo de residencia creativa. En ese mismo espacio, se ubica una “cabaña para pensar” dedicada al filósofo norteamericano Henry David Thoreau, padre de la ética ambiental y autor de textos fundamentales como Walden, o la vida en los bosques, Musquetaquid, Caminar o Desobediencia civil. Con motivo de la efeméride que en el año 2017 conmemora los doscientos años de su nacimiento, Javier Flores (autor de la intervención) y Verónica Álvarez (directora del centro, que ha producido la obra) le rinden homenaje mediante un acto de presentación ante el público.

La intervención ha consistido en la materialización en acero de una serie de aforismos del escritor, que entrelazados como un nudo, penden de los árboles próximos a la cabaña, al tiempo que se aproximan a las diferentes vertientes de su pensamiento. Entre ellas se puede leer SÓLO AMANECE EL DÍA PARA EL QUE ESTAMOS DESPIERTOS en referencia a la necesidad de prestar toda la atención a la naturaleza, para extrapolar estas observaciones hacia la naturaleza humana. Advierte del peligro de conceder a la sociedad un valor superior que al individuo en SOMOS PROPENSOS A CONVERTIRNOS EN LO QUE OTROS PIENSAN QUE SOMOS. Como respuesta a las comunas socialistas utópicas que se estaban generando entonces en Estados Unidos, Thoreau se fue a vivir durante dos años a una cabaña junto a la laguna Walden, donde comenzaría a escribir la obra del mismo nombre, atendiendo a una serie de impulsos y convicciones interiores, que dan cuenta de que “reformar la sociedad o la época es empezar por el lado equivocado del problema”, y era conveniente comenzar por LA REFORMA DE UNO MISMO. En clara respuesta a la división del trabajo preconizada por Adam Smith, donde éste trata de solucionar la pérdida de tiempo que supone que los trabajadores “deambulen” mientras acometen sus tareas, Thoreau responde que DEAMBULAR ES LA FORMA MÁS ELEVADA Y NOBLE DE ESFUERZO HUMANO. Gran conocedor de la cultura clásica grecorromana y de la filosofía oriental, afirmó que LA AGRICULTURA DEBERÍA SER UNA VOCACIÓN SAGRADA.  Persona que vivió de cerca la muerte y que con sólo 44 años aceptaba plenamente la suya, una vez más se fijó en las ricas lecciones que la vegetación nos ofrece al escribir LAS HOJAS DE LOS ÁRBOLES OTOÑALES NOS ENSEÑAN A MORIR.

THOREAU 1817-2017
Valdelarte. Centro de arte y naturaleza
Valdelarco. Sierra de Aracena. Huelva
Sábado 9 de diciembre a las 12.30 Horas
Entrada libre. Comida grupal.

Presentan:
Verónica Álvarez Ruiz. Directora de Valdelarte
Michel Hubert Lépicouché. Crítico de arte

ver texto