La parra

“Fruto de la vid y del trabajo del hombre”. Resuenan estas palabras a la sombra de esta planta, que junto el olivo son la madre y el padre respectivamente de la cultura mediterránea. Donde los placeres de la mesa y de los sentidos se dan la mano entre viñas de cepas verdiazules, o entradas a cortijos con parras de troncos retorcidos, sarmientos como brazos, frescas sombras provenientes de hojas amplias, salcillos en espiral que se enredan y trepan, para terminar descolgando jugosos racimos de uvas.

Relieve escultórico de acero oxicortado, soldado, oxidado y barnizado. 900 x 100 cms (en forma de L)

Encargo de AGRÓNOMOS ARREBOLA.
C/ Demetrio de los Ríos, 1.
14850 Baena

Oxicorte y montaje: Theacero SL. Epifanio Molina

Asistente de escultura: José Antonio Cabrerizo Ordóñez