GC Art Space

“Seguimos caminando” es una frase recurrente de Jacinto Lara en muchos de sus comentarios, y que resume la actitud de una vida dedicada a itinerar por los intrincados vericuetos de la creación, a sortear sus ángulos y esquinas, las dificultades en definitiva que cualquier proyecto vital representa, quizá con la esperanza de hallar algún breve trayecto donde el espíritu encuentre aliento y regocijo. Y es así que en ocasiones, se encontraba en su trabajo con unas formas a modo de dinteles, umbrales, puertas abiertas; como expresiones del lugar donde la atención cambia de paradigma.  Por su parte, Javier Flores, desde comienzos de la década de los noventa y hasta bien entrado el nuevo milenio, se dedicó a trazar sobre el lienzo una poética del camino y del laberinto como metáfora de la existencia; y sobre el acero construyó juegos donde una bola de níquel rodaba por los estrechos pasillos del perdedero hasta encontrar el centro, tal vez la puerta del conocimiento; o bien en el sentido contrario, deambulaba hasta la salida, que no es otra cosa que la muerte.

Después de haber caminado juntos en diferentes proyectos, como la carpeta de grabados España en el corazón realizada en el Taller Experimental de Gráfica de La Habana en 2004, la exposición Cum pictura poesis comisariada por Michel Hubert Lépicouché para el MEIAC en 2016, o el stand de la Fundación Rafael Botí en ARCO en 2017; afrontan este nuevo proyecto en GC art space que tenemos ante nosotros.

Como declaró Zygmut Bauman en una de sus últimas entrevistas, “el diálogo real no es hablar con gente que piensa lo mismo que tú”, por ello ambos artistas han creado sus obras por separado, pero las colocan en la sala como si de una conversación dialogada se tratara, cada uno desde su postura, pero con la intención de ofrecer un resultado enriquecedor en su conjunto.

Y es que algo de puertas sigue habiendo en esos cuadros fractales de Jacinto, donde una estructura geométrica se ha repetido a diferentes escalas, eligiendo un fragmento que es expresado a través de campos de color plano pero vibrante. Y algo de laberínticos derroteros siguen teniendo las nervaduras provenientes de plantas y alas de insectos, modelados en acero por Javier. Ambas son expresiones de un microcosmos, una realidad extraordinariamente pequeña, pero mostrada al espectador en escala ampliada, de modo reflexivo y estético: un motivo para dialogar una vez más.

cartel seguimos caminando gc art space javier flores castillero artista visual

GC Art Space
Plaza de los Rubiales, 1
Linares (Jaén)
Contacto: 696 200 116
Inauguración día 6 de marzo, 20:30 h.